martes, 23 de enero de 2007

Reflejos de París

Después del paréntesis y para acabar con la pequeña tanda de París, os dejo una estampa típica del Senna con la inconfundible Torre Eiffel al fondo.

lunes, 22 de enero de 2007

Hoy no hay foto

LA FOTO DEL MOMENTO provoca que le dedique semanalmente un tiempo a la práctica de la fotografía, una de mis grandes aficiones. Sé que sois bastantes amigos míos que de vez en cuando os pasais por aquí aunque la mayoría sea de manera sigilosa.

Pues hoy no hay foto, hoy sólo hay palabras de agradecimiento para todos vosotros. Como sabéis hoy es un día especial para mí, hace ya 30 años que formo parte de este mundo. Este fin de semana ha sido realmente excepcional. Vuestra presencia aquí, todos juntos, es el mejor regalo que he podido recibir. El que me conoce sabe que esto es cierto al 100%. Igualmente agradecer el enorme esfuerzo organizativo y económico que habéis derrochado para hacerme más feliz.

Sabéis que podeis contar conmigo.

Besos a todos.

jueves, 18 de enero de 2007

Boda extress

Aunque darse el sí quiero en París debe ser más glamouroso y romántico, lo cierto es que esta pareja de recien casados parece estar tan estresada como cualquier boda "made in spain".

martes, 16 de enero de 2007

Desesperación en piedra

Paseando por París nos topamos con esta estatua que me pareció enormemente expresiva, incluso sin dejar ver su rostro, y la retraté. Admiro a los escultores.

viernes, 5 de enero de 2007

Vigilante del templo

¿Os habéis percatado alguna vez que nunca hay vigilantes de Prosegur en las iglesias y catedrales? Sorprende que en dependencias que pueden albergar en su interior suculentas reliquias de valor incalculable, obras de arte muy apreciadas, o las limosnas de los domingos, no exista seguridad alguna. ¿O quizás sí? Los ojos que todo lo ven pueden estar día y noche pendiente de todo lo que se cuece en su interior....

miércoles, 3 de enero de 2007

Riachuelos de ciudad

No os engañeis, en realidad no es un riachuelo, es la cloaca del pueblo donde vivo, pero hay que reconocer que hasta en este aspecto tienen un gusto cuidado. Espero que hayais disfrutado de este paréntesis festivo y merecido.